D. José Ramírez de Arellano, personaje ilustre de Baells.

A principios del siglo XVIII, nació en Baells José Ramírez de Arellano, hijo de un importante dorador de retablos de Aragón, que estaría en Baells en aquella época, junto a otros importantes artistas y artesanos realizando las obras de nuestra Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

Al final de su edad adolescente, se desplazó a Zaragoza donde cursó estudios hasta llegar a convertirse en escultor y arquitecto.

Participó activamente en la construcción de la Basílica del Pilar de Zaragoza, tanto en planos como en esculturas, siendo de su factura por ejemplo la "Venida de la Virgen", que está situado al lado del Pilar de Nuestra Señora.

Realizó también varias obras entre iglesias de Zaragoza y su provincia: Iglesia de San Felipe y Santiago el menor (Zaragoza), San Gil, Santa María la Magdalena, San Miguel de los Navarros, etc.

Incluso de Navarra, entre ellas el retablo de la Iglesia Parroquial de Peralta (1766-1771), considerado como una de las piezas barrocas más importantes de Navarra.

En su taller de escultura de Zaragoza, tuvo alumnos como Juan Adán Morlán.

Recibió el encargo de ser el Escultor de S.M., por lo que tuvo que desplazarse a Madrid. Académico de San Fernando en escultura, dirigió la Academia de Dibujo de Zaragoza (donde se formó como pintor Francisco Bayeu y Subías -cuñado de Francisco de Goya).